You are here

Fábrica de productos lácteos en Afganistán, en parte gracias a PUM

Hace cinco años Mirwais Momand, un empresario holandés-afgano, acudió a PUM con una pregunta especial. Elaboró un plan para constituir una fábrica de productos lácteos en Kabul. ¿Podría ayudar PUM con conocimientos y pericia?  Desde hace poco se logró: Mido Dairy está funcionando. La fábrica fue inaugurada recientemente por el embajador holandés en Afganistán, Henk Jan Bakker.
 
Hasta ese momento Kabul dependía para sus productos lácteos completamente de la importación de productos conservables de los países de los alrededores. Lo que se podía obtener era caro y muchas veces no era de una calidad óptima. Gracias a la fábrica inaugurada en la actualidad hay productos lácteos disponibles que se producen localmente y por un coste reducido.
 
Mirwais Momand acudió a PUM en 2012 con un extenso plan de negocios. Había encontrado a un socio, Van de Heuvel Dairy & Food Equipment, para montar la fábrica, pero le faltó los conocimientos reales del sector de productos lácteos. A través de un antiguo director de Campina, Leo van Minnen, pudo ponerse en contacto con PUM. Un grupo de expertos de PUM se ocupó del proyecto, asesorando al empresario con conocimientos prácticos. Puesto que los expertos transmitieron su asesoramiento desde los Países Bajos, el apoyo no llegaba a un coste de 1.000 € en gastos de transporte. Si el proyecto hubiera estado en manos comerciales, los costes habrían sido tan elevados que no serían viables. Finalmente se convirtió en un gran obstáculo el hecho de tener que importar los componentes de la fábrica, en parte desde Rusia y en parte desde Irán. Por otro lado, la lenta y tediosa burocracia causó un retraso de año y medio.

Mirwais Momand echa la vista atrás con gratitud hacia la colaboración de PUM. Mirwais manifestó con respecto a la ayuda de los expertos de PUM: "Aprendí muchísimo de ellos y guardaré sus enseñanzas el resto de mi vida. " Thijs van Praag, director general de PUM: ‘Me parece un ejemplo ideal de un proyecto para el cual no hace falta subirse a un avión para compartir los conocimientos de un modo próspero.’
 
La fábrica ofrece empleo directo a 100 personas y a otras 200 de forma indirecta. Al final unos 700 granjeros producirán leche para Mido Dairy.

Véase también:
Wadsam: http://wadsam.com/afghan-business-news/dutch-afghan-mido-dairy-factory-opens-in-kabul-232/