You are here

Margen de mejora en una imprenta de Colombia

La petición original de la empresa a PUM era que investigasen y les asesorasen sobre cómo podían mejorar la calidad del producto, cómo trabajar de forma más eficiente y, en definitiva, cómo lograr así aumentar la rentabilidad de la empresa.

La empresa es una imprenta de Medellín, fundada en 2007, que produce muchos trabajos impresos a pequeña escala: etiquetas, vasitos y tapas para helados, cajas, etc. Estos productos se destinan a la industria textil, cosmética, alimentaria y farmacéutica. En general, los pedidos y el volumen de las tiradas son bastante pequeños. El crecimiento de la facturación en los primeros seis años ha sido del 30 % al 50 % anual. Actualmente emplea a unos 30 trabajadores.

Pronto se constató que durante la producción surgían muchos incidentes y contratiempos diversos, que reducían el rendimiento del proceso de producción. En definitiva, existía un amplio margen de mejora. El papel no se apilaba alineado, durante la impresión no era posible apilarlo correctamente para la siguiente fase de producción, no se realizaban suficientes controles de calidad durante y tras la producción, no había disponibles instrumentos para medir la calidad, los formularios de los pedidos de trabajo no siempre estaban completados totalmente, o bien no eran lo suficientemente claros para entender cómo debía ejecutarse el pedido, etc.

Se entrevistó a varios trabajadores en posiciones clave y se constató que apenas existía consenso sobre cómo ejecutar el trabajo. Una solución para ello fue la redacción de procedimientos de trabajo claros. Asimismo se hizo patente que los requisitos de calidad varían para cada producto y por tanto deben recogerse por escrito. También se introdujo un procedimiento adicional: una reunión diaria para asignar todos los incidentes de producción que surgiesen a un trabajador específico, a fin de que este pueda trabajar para encontrar soluciones preventivas estructurales.